Tarifas de luz
Tarifas de luz

ALTA DE LUZ Y GAS

Dar de alta la luz

El alta de luz se tiene que realizar exclusivamente cuando la vivienda o local carece de suministro eléctrico, bien porque se trata de una obra de nueva construcción y nunca antes ha existido suministro o, tratándose de viviendas y locales de segunda mano, se dio de baja el suministro hace más de tres años. El alta nueva y la reactivación son los dos supuestos en los que será necesario tramitar el alta de luz.

Como dar de alta la luz

Requisitos para dar de alta la luz

En primer lugar, para dar de alta la luz por primera vez, hay que tener en cuenta si la instalación eléctrica está realizada. En caso de no tener la instalación, el cliente tendrá que ponerse en contacto con un técnico instalador especializado para realizarla.

Cuando el proceso de instalación con la distribuidora está completado, habrá que contactar con la compañía comercializadora para dar de alta luz.

La documentación necesaria para dar de alta la luz

La documentación para dar de alta la luz que te van a solicitar es la siguiente:

Nombre, apellidos o razón social de la persona titular del punto de alta

Documento de identidad del titular (D.N.I., N.I.E. o C.I.F.)

Dirección de la vivienda o local en el que se va a dar de alta la luz.

Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) o Boletín Eléctrico: Es un documento obligatorio que garantiza la seguridad de la instalación eléctrica y la potencia eléctrica máxima que puede soportar dicha instalación. En Cataluña, además, es obligatorio un documento anexo denominado Boletín Azul o BRIE.

Potencia eléctrica: elegir la potencia es uno de los elementos más importantes del contrato de suministro eléctrico ya que, en función de la potencia contratada, se podrán conectar a la vez un número máximo de equipos y electrodomésticos. Su precio también varía durante el día conforme a dos tramos de discriminación horaria: punta (de 08:00 h. a 00:00 h.) y valle (de 00:00 h. a 08:00 h.). A mayor potencia contratada, más alta será la factura a final de mes. Con la nueva estructura del sistema eléctrico existe la posibilidad de contratar una o dos potencias eléctricas. A efectos de ahorro, se recomienda contratar dos potencias, asignando la potencia inferior a la hora punta y la potencia más alta en la hora valle cuando el precio es más barato.

Código Universal de Punto de Suministro (CUPS): es una clave alfanumérica única para cada punto de suministro que sirve para identificar cada vivienda o local. Este Código es permanente y no cambia nunca.

Código IBAN de la cuenta bancaria en la que se van a domiciliar los recibos de luz.

Procedimiento para dar de alta la luz

En principio, se trata de un proceso muy sencillo y rápido siempre que no surja alguna complicación. Es necesario que el técnico de la compañía se desplace hasta la vivienda o local para efectuar la revisión del punto de acceso e instalar el Interruptor de Potencia (ICP) que sirve para controlar la potencia a contratar.

Cuánto tiempo tardan en dar de alta la luz

El proceso de alta tiene una duración aproximada de 5 a 7 días laborables si no se plantea ningún problema. Es importante tener lista la documentación necesaria para no retrasar los trámites por este motivo.

Cuanto cuesta dar de alta la luz

Para saber cuánto vale dar de alta la luz hay que tener en cuenta varios factores, ya que no se paga lo mismo en todos los casos. Hay una serie de costes que sí son iguales, con independencia de la compañía distribuidora mientras que otros gastos son distintos en función de varios factores, por lo que no todos los clientes pagarán lo mismo una vez activado el contrato. Los precios dependen de:

Los derechos de extensión: 17,37 € + IVA sobre la luz del contrato

Los derechos de acceso: 19,70 € + IVA sobre el contrato por kilovatio

Los derechos de enganche: 9,04 € + IVA

Finalmente, los gastos correspondientes al depósito de garantía se abonan en la primera factura de luz.

¿Qué comercializadora tiene el precio más bajo?

Como hemos visto, el precio del alta de luz depende de diferentes factores. Sin embargo, los precios que contratamos son diferentes según la compañía escogida. Para el caso de la luz, se debe tener en cuenta los hábitos de consumo y también se deben tener en cuenta los descuentos y promociones de cada compañía. Comparar tarifas electricidad con Tarífalo es la forma más fácil de acertar a la hora de escoger la tarifa que mejor se adapte a las necesidades de cada hogar.

Dar de alta el gas

En el caso de comprar una vivienda o cuando se alquila un piso o local comercial es necesario tramitar el alta de los suministros de la nueva vivienda. Es posible que tratándose de una obra de nueva construcción aún no se haya realizado la instalación de gas natural o que tratándose de inmuebles de segunda mano sea preciso reactivar el suministro siempre que hayan pasado más de cinco años desde que se le diera de baja. Estos son los casos en los que habrá que dar de alta el gas natural.

Como dar de alta el gas

El procedimiento para dar de alta luz y gas es muy similar en ambos casos y si no surgen complicaciones en el proceso suele ser un trámite rápido y sencillo.

Documentos para dar de alta el gas

La documentación para dar de alta gas en una instalación nueva o para reactivar el suministro son los siguientes:

Nombre, apellidos o razón social de la persona titular del contrato de suministro.

Documentación que acredite la identidad del titular: D.N.I o N.I.E. para personas físicas y C.I.F. en el caso de que el titular sea autónomo o empresario.

Dirección completa del punto de suministro de gas.

Código CUPS: El Código de punto de suministro universal está compuesto por una clave alfanumérica que identifica de forma única la instalación.

Certificado de la instalación de gas.

Certificado de la instalación térmica, en el caso de que haya calefacción en el domicilio.

IBAN de la cuenta bancaria en la que se va a domiciliar el pago de las facturas.

Cuánto tardan en dar de alta el gas

El precio a pagar al dar de alta gas natural va a estar compuesto de los derechos de acometida y los derechos de alta, cuyo pago dependerá del tipo de trámite que haya que realizarse en función del estado en que se encuentre el suministro.

Derechos de acometida:

Su precio es igual en todo el territorio nacional y varía según la tarifa de acceso que vaya a ser contratada. Para un suministro de gas de uso doméstico o residencial las tarifas más habituales son la 3.1 y la 3.2.

Derechos de alta:

Son distintos en cada Comunidad Autónoma por lo que dependerá de dónde se encuentre el punto de suministro y también de la tarifa de acceso de gas que sea contratada.

Cuánto cuesta volver a dar de alta el gas en el caso de tener que reactivar un suministro dado de baja varía también según las siguientes situaciones que pueden darse:

Cuando el local o vivienda llevan menos de cinco años sin suministro de gas natural se abonarán únicamente los derechos de alta.

Si, por el contrario, el local o la vivienda están sin suministro de gas más de cinco años, el usuario tendrá que pagar tanto los derechos de alta como los derechos de acometida.

Otro factor que va a influir en el precio de alta es la tarifa de suministro de gas que se vaya a contratar. Se puede optar entre las tarifas TUR gas del mercado regulado que se tiene que contratar a través de las Comercializadoras de Último Recurso o se puede elegir alguna de las tarifas ofertadas en el mercado libre. En cualquier caso, se debe contratar la compañía de gas natural más barata, con los precios más competitivos en ese momento, que puedes consultar gratis y rápidamente en nuestro comparador tarifas gas.

Cambio titular luz

El cambio de titularidad el contrato de suministro eléctrico es un trámite que consiste en poner a nombre de la luz a la persona física o jurídica que vaya a ostentar la titularidad en la relación contractual y que, por tanto, quedará sujeta a los derechos y obligaciones de este tipo de contrato. El titular del contrato será el único legitimado para gestionar el contrato, solicitar las modificaciones que sean precisas y será la persona a quien corresponda la obligación de pago por el servicio y consumo de suministro eléctrico.

El cambio de titular de la luz puede realizarse ilimitadamente, tantas veces como sea necesario y, por lo general, se debe tramitar en las siguientes situaciones:

Compraventa de vivienda o local comercial

Alquiler de inmueble

Separación o divorcio matrimonial

Fallecimiento del titular del contrato

En todos los casos, los trámites para cambiar la titularidad corresponden a la persona titular entrante que vaya a asumir la responsabilidad derivada del contrato de suministro.

Cambio de titularidad por compraventa de vivienda o local comercial

En el caso de tratarse de un inmueble de segunda mano y se tramita un cambio titular luz con deuda la obligación de pago se va a trasladar al titular entrante. Por ello, es importante asegurarse previamente de la existencia de deudas por lo que es recomendable obtener con una declaración del estado de deudas del punto de suministro, bien contactando con la comercializadora o requiriendo al vendedor del inmueble que acredite estar al corriente de pago mediante las últimas facturas abonadas.

En el caso de que existan facturas pendientes de pago la mejor alternativa es tramitar el cambio de titular de contrato de luz sin subrogación para lo que el titular entrante deberá aportar a la compañía el contrato en el que conste la fecha de compraventa para no tener que asumir las deudas del anterior titular.

Alquiler piso cambio titular luz

Cuando se alquila una vivienda o local siempre es recomendable solicitar el cambio de titular luz, no sólo por tratarse de un derecho del inquilino sino también por las ventajas que tiene, tanto para éste como para el propietario. En el caso del propietario el cambio titular luz por alquiler es aconsejable porque de esta manera queda libre de obligaciones por los impagos en que pueda incurrir el nuevo inquilino, mientras que para este último la principal ventaja es la de poder elegir la compañía y tarifa eléctrica a contratar, con un precio inferior o condiciones distintas que se ajusten mejor a sus horarios y hábitos de consumo, entre la amplia oferta que Tarífalo analiza en el comparador de compañías eléctricas.

Cambio titular contrato luz por separación o divorcio del matrimonio

Cuando se produce la extinción del matrimonio por separación o divorcio y en el convenio regulador se atribuye el uso del domicilio conyugal a la persona que no constara anteriormente como titular del contrato de electricidad procede igualmente realizar el cambio de titular de luz.

El cónyuge que va a permanecer en la vivienda donde esté el punto de suministro deberá facilitar a la compañía eléctrica una copia de la sentencia en la que se le asigna el uso del inmueble y de esta forma quedará exento el cónyuge que ha tenido que salir de la vivienda.

Cambio titular luz por fallecimiento

Para tramitar el cambio titular contrato luz por fallecimiento hay que presentar a la compañía eléctrica el certificado de defunción inscrito en el Registro Civil, trámite que normalmente realizará algún miembro directo de la familia del difunto. Cuando la vivienda vaya a quedar vacía durante un periodo de tiempo prolongado habrá que valorar entre dar de baja el suministro o solicitar un cambio de tarifa lo más barata posible, teniendo en cuenta los costes que conlleva reactivar el alta.

Procedimiento de cambio de titular de un contrato de luz

Todas las compañías comercializadoras que operan en el mercado libre aplican el mismo proceso y sus trámites son muy sencillos siempre que se reúnan los requisitos exigidos en cada caso.

El cambio de titular de contrato de luz es un trámite completamente gratuito, salvo que dicho cambio sea aprovechado también para cambiar de compañía o de tarifa, o para modificar la potencia contratada, en cuyo caso, habrá que abonar los costes asociados a estos otros cambios.

Requisitos cambio titular contrato luz

Para realizar el cambio de titular en contrato de luz, deberá contactar con la compañía comercializadora y aportar los documentos necesarios. Si la documentación presentada por el titular entrante es correcta, el cambio será efectivo en un plazo de hasta veinte días, aunque suele ser bastante inferior según los casos. El anterior titular recibirá una factura de luz por el consumo realizado hasta el día en que sea efectivo el cambio de titularidad.

Documentación cambio titular luz

Nombre y apellidos del anterior titular.

Nombre y apellidos del titular entrante.

Documento de identidad del nuevo titular.

Dirección del punto de suministro.

Código CUPS.

Boletín eléctrico o CIE cuando la instalación eléctrica tenga más de 20 años. En este caso, su precio oscila entre 60 € y 300 €.

Datos bancarios para la domiciliación de recibos

Otros documentos >en función del motivo por el que se solicita el cambio de titular: contrato de compraventa o alquiler, certificado de defunción o sentencia de divorcio.

Cambio titular gas natural

La persona que aparece como titular del contrato de gas es la única que podrá realizar todas las gestiones en relación al punto de suministro y a quien corresponde pagar las facturas por el gas consumido. Hay determinadas situaciones en las que va a ser necesario tramitar el cambio de titular gas natural y de los demás suministros de energía. Las más frecuentes son las siguientes:

Cambio de vivienda por compra o alquiler.

Cuando fallece el titular del contrato.

En casos de divorcio o separación.

Solicitud de cambio de titular gas natural

Para realizar el cambio titular gas hay que ponerse en contacto con la compañía comercializadora del suministro y adjuntar la documentación precisa en función de situación que haya motivado el cambio de titular de gas natural.

El procedimiento es el mismo con independencia de la compañía ante la que deba gestionarse y su tramitación es completamente gratis siempre que se conserven las condiciones del contrato que tenía el anterior titular. Por el contrario, si además de cambiar la titularidad se realizan otras modificaciones habrá que pagar el importe adicional aplicable según el tipo de cambio.

Documentación cambio titular gas

Para realizar el cambio de titular del gas hay que aportar una serie de documentos comunes por parte del titular entrante, así como otros específicos en función del caso concreto:

Nombre y apellidos del titular anterior.

Nombre y apellidos o razón social del titular entrante.

Documento de identidad (D.N.I., N.I.E. o C.I.F.) del nuevo titular.

Dirección completa del punto de suministro de gas.

Código CUPS de la instalación de gas.

Tarifa de acceso del gas.

IBAN de la cuenta bancaria para la domiciliación de los recibos.

Un error frecuente es cambiar únicamente los datos de domiciliación bancaria para el pago de las facturas en la cuenta del nuevo residente. Sin embargo, dicho cambio no afecta a la titularidad del contrato siendo el titular que figue como tal la persona responsable del suministro y que puede gestionar las incidencias o cambios en el contrato.

Cambio titular gas natural por fallecimiento

Cuando la persona titular del contrato fallece habrá que proceder a dar de baja el suministro o cambiar la titularidad. En este caso de cambio de titular gas natural por fallecimiento habrá que aportar el certificado de defunción acreditando su inscripción registral.

Gas natural cambio de titular por atribución del domicilio familiar en separación o divorcio

En el supuesto de que la vivienda familiar sea atribuida al cónyuge que no conste en el contrato de gas, también será necesario solicitar el cambio de titular aportando copia de la sentencia de separación o divorcio a la compañía comercializadora junto a la documentación común requerida en todos los casos.

Cambio titular gas natural piso alquiler o por compra de vivienda

Se trata del supuesto más frecuente en la práctica. Si la vivienda o el local comercial dispone de suministro sólo es necesario solicitar el cambio titular gas natural online o por teléfono, gestión que puede realizar tanto el vendedor o arrendatario del inmueble como el titular entrante aportando la copia del contrato de compraventa o de alquiler.

Cuando se trate de un arrendamiento de larga duración, el cambio titular gas natural por alquiler es siempre la mejor opción ya que así el nuevo inquilino podrá elegir la comercializadora y el tipo de tarifa más adecuada a sus hábitos de consumo, pudiendo elegir entre la tarifa TUR del mercado regulado o entre alguna de la amplia oferta del mercado libre que se pueden consultar en el comparador de gas y luz de Tarífalo.

Cuanto cuesta cambio titular gas natural y plazos

Los trámites del cambio de titular en el gas son sencillos y gratuitos si no se modifican las condiciones del contrato anterior. Se puede presentar la solicitud del cambio titular gas natural por internet o contactando con la compañía comercializadora en el teléfono de atención al cliente.

El cambio de titular de gas no se produce de forma inmediata y suele tardar entre 10 y 20 días laborables desde el día de presentar la solicitud hasta la completa finalización del proceso.

Dar de baja luz y gas

Dar de baja el suministro de energía supone su cancelación definitiva por lo que sólo es aconsejable tramitarlo en el caso de viviendas o locales que van a quedar desocupados por un periodo muy prolongado de tiempo, ya que no implica únicamente la rescisión del contrato de suministro, sino también la retirada del contador y cancelación de acceso a la red de gas y electricidad.

Como dar de baja la luz y el gas

Corresponde tramitar la baja a la persona que figure como titular en el contrato de suministro. Con carácter general, hay que tener en cuenta que estos contratos tienen una duración anual y se prorrogan automáticamente cuando no ha habido denuncia expresa por parte del cliente. Por el contrario, en el caso de no querer renovar el contrato o para darlo de baja habrá que seguir los siguientes pasos:

Contactar con la compañia comercializadora:

Cada compañía tiene unos trámites y plazos propios, por lo que habrá que ponerse en contacto con la comercializadora que se tenga contratada la luz o el gas y seguir sus indicaciones. Con independencia del canal en el que se solicita la baja es aconsejable pedir a la compañía un resguardo justificativo de la solicitud.

Documentación para tramitar la baja de luz y gas:

La información que con más frecuencia van a solicitar las compañías en estos casos es la siguiente:

Nombre y apellidos de la persona titular del contrato.

Dirección del punto de suministro.

Código CUPS y número de contrato a rescindir.

Datos de la cuenta bancaria.

Concertar cita para retirar el contador:

Cuando la solicitud de baja esté formalizada, la compañía distribuidora concertará una cita para proceder a la última lectura del contador de gas o luz y retirarlo. Durante la visita del técnico de la distribuidora es necesario que esté el titular del contrato o, en su defecto, una persona mayor de edad autorizada por el titular. En el caso de contadores digitales estas gestiones se realizarán en remoto.

¿Cuánto se tarda en dar de baja la luz y el gas?

No hay un plazo único ya que dependerá de las compañías y de las características de la instalación, del tipo de contador y de la ubicación geográfica de la vivienda o local. Así, en unos casos puede hacerse el mismo día de la solicitud de baja y en otros casos puede llegar a demorarse entre diez y quince días laborales.

¿Cuánto cuesta dar de baja la luz o el gas?

El trámite para dar de baja la luz o el gas natural es gratuito. No obstante, puede conllevar gastos en los siguientes casos:

Facturas pendientes:

Cuando haya facturas impagadas la compañía no tramitará la baja hasta que el cliente se encuentre al corriente de pago, sin perjuicio de interrumpir el suministro de energía.

Contratos con permanencia:

En el caso de que el contrato de gas o luz tengan compromiso de permanencia o lleven asociado algún servicio adicional de mantenimiento con periodo de permanencia habrá que pagar la penalización que conste en el contrato.

En los casos de cambio de titularidad del contrato de luz o gas no es necesario dar de baja los suministros ni resulta aconsejable al tratarse de tramitaciones gratuitas en todas las comercializadoras.

Como se ha indicado, las gestiones para dar de baja los suministros de energía son gratuitas, pero cuando sea necesario volver a solicitar la reactivación habrá que pagar los costes y derechos de acceso y, posteriormente, elegir la tarifa a contratar.

Cambiar de compañia

Los consumidores pueden cambiar de compañía comercializadora, desde que se liberó el mercado de la electricidad en el año 2008, pudiendo optar entre una comercializadora del mercado regulado o entre cualquiera del mercado libre. Este cambio no afecta a la compañía distribuidora que opere en la zona donde se encuentre el punto de suministro.

¿Cómo elegir mejor a la hora de cambiar de compañía eléctrica?

Elegir una compañía de suministro entre la amplia oferta que existe actualmente no es una tarea sencilla y en ella intervienen múltiples factores. En primer lugar, habrá que decidir entre los dos tipos de mercados teniendo en cuenta las características de nuestra instalación, así como los hábitos y necesidades particulares de consumo.

Compañias del Mercado Regulado

En este grupo se encuentran las denominadas Comercializadoras de Referencia que cuentan con autorización legal para ofertar la tarifa de Precio Voluntario al Pequeño Consumidor o PVPC. En este caso, la compañía no puede regular el coste de suministros, debiendo facturar al precio fijado en el mercado regulado.

La tarifa PVPC tiene discriminación horaria, por lo que el precio varía según la hora del día, lo que favorece controlar el ahorro siempre que sea posible concentrar el consumo más alto durante los tramos horarios en los que el precio de la luz es más bajo. Otra ventaja del PVPC es que los consumidores adheridos también podrán solicitar el bono social siempre que, además, reúnan los requisitos de este recurso. Sin embargo, se trata de una tarifa que sólo es apta para usos domésticos de bajo consumo, inferiores a 10 kW.

Compañias del Mercado Libre

En el mercado libre son las compañías eléctricas las que fijan el precio de la luz y determinan las condiciones de sus tarifas, razón por la que se encuentra una oferta mucho más variada que también incluye tarifas sin sujeción horaria y tarifas planas, en algunos casos, con descuentos y promociones interesantes. Comprueba con Tarífalo hasta qué punto merece la pena cambiar de compañía eléctrica, porque hacemos que elegir sea fácil y te ayudamos a resolver en pocos segundos con nuestro comparador de compañías cuales son las que ofrecen en este momento las tarifas más competitivas según tus hábitos de consumo.

Cómo cambiar de Compañia Eléctrica

Una vez que se ha decidido la comercializadora y el tipo de tarifa, cambiar de compañía de luz es un trámite sencillo que te explicamos paso a paso:

Contactar con la comercializadora elegida y seleccionar tarifa.

Aportar la información y documentos necesarios: identificación del titular, localización del punto de suministro, datos de contacto y de domiciliación bancaria, potencia eléctrica y código CUPS. Además, en viviendas de obra nueva o cuando la instalación tiene más de 20 años de antigüedad, habrá que aportar el Boletín eléctrico o Certificado de la Instalación Eléctrica (CIE).

Tras recibir la documentación, la nueva compañía tramitará el contrato de luz.

Al cambiar de compañía eléctrica no hay que dar de baja el suministro con la compañía anterior. Durante el proceso para cambiar de compañía de luz no habrá interrupción del suministro.

En el plazo de 15 a 20 días se habrá completado el trámite para cambiar de compañía eléctrica, dependiendo de los ciclos de facturación que tenga la comercializadora. A partir del momento en que el cambio sea efectivo, la nueva compañía será la que facture el suministro de luz y la anterior comercializadora remitirá una última factura por el consumo realizado hasta la fecha del cambio.

El cambio de comercializadora es un trámite completamente gratuito. No obstante, hay penalización por cambiar de compañía eléctrica siempre que el contrato vigente con la anterior tenga permanencia por un tiempo superior al del cambio pretendido. Existen muchas tarifas sin compromiso en el mercado libre por lo que es importante revisar las condiciones antes de formalizar ningún contrato. Además, si el cambio de compañía se aprovecha para realizar otras modificaciones habrá que pagar, en su caso, el coste que tengan esos otros cambios.

Cambiar de Tarifa

Uno de los derechos que tienen los consumidores eléctricos es el de elegir y cambiar la tarifa de suministro de luz. Actualmente, dicha elección puede hacerse entre la tarifa de Precio Protegido para Pequeños Consumidores (PVPC) o entre las tarifas del Mercado Libre. Para cambiar de tarifa de la luz es conveniente tener una visión global de estos mercados y de los distintos tipos de tarifas que ofertan.

Tarifa PVPC del Mercado Regulado

En la tarifa PVPC se aplica el precio del kWh conforme al Mercado Regulado con las variaciones que se producen a lo largo de las horas del día. Se trata de una tarifa de discriminación horaria para el suministro eléctrico de bajo consumo inferior a 10 kW e instalaciones de baja tensión, con un precio distinto según tres franjas horarias:

Hora Punta:

Es el horario con el precio más caro y se aplica entre semana, de lunes a viernes, de 10:00 h. a 14:00 h. y de 18:00 h. a 22:00 h.

Hora Llana:

Es la franja con precio moderado y se corresponde con tres periodos al día, de lunes a viernes, de 08:00 h. a 10:00 h., de 14:00 h. a 18:00 h. y de 22:00 h. a 00:00 h.

Hora Valle:

Son las horas en las que el consumo de luz es más barato, de 00:00 h. a 08:00 h. de lunes a viernes, y festivos y fin de semana el día completo.

El método de cálculo del PVPC y el régimen jurídico para su contratación están regulados en el Real Decreto 216/2014, de 28 de marzo.

Tarifas del Mercado Libre

A diferencia de la tarifa PVPC del Mercado Regulado, en el Mercado Libre son las comercializadoras las que fijan el precio del kWh y determinan las condiciones de cada tarifa. Otra gran diferencia es que el Mercado Libre ofrece a los consumidores varios tipos de tarifas:

Tarifas de discriminación horaria

Al igual que la tarifa PVPC, también existen en el Mercado Libre muchas tarifas con precio variable según la hora y día de consumo. En algunos casos, las comercializadoras aplican un precio promocional en las horas de menor demanda, normalmente durante el horario nocturno y los fines de semana.

Tarifas de precio fijo o indexado

Estas tarifas aplican un precio fijo del kWh consumido, con independencia del día y la hora en la que se consuma. Esta clase de tarifas son apropiadas para usuarios que concentran más del 40% del consumo durante un horario diurno.

Tarifas planas

Se caracterizan por aplicar la misma cuota mensual sin perjuicio del nivel de consumo ni del horario. La comercializadora fijará el importe de la cuota teniendo en cuenta la media de consumo de los últimos 12 meses. Al finalizar cada periodo anual, se producirá una regularización respecto a los topes de consumo establecidos en el contrato que dará lugar al pago de una factura adicional si el consumo ha sido superior o a un reembolso cuando el consumidor ha conseguido ahorrar el nivel de consumo.

Tarifas duales

Son muchas también las compañías que ofertan conjuntamente el suministro de luz y gas. Las principales ventajas de estas tarifas es la de aprovechar los descuentos que aplican y la simplificación de gestiones en una única factura.

Para los consumidores más concienciados con la sostenibilidad medioambiental, el Mercado Libre ofrece la ventaja de introducir este criterio en la elección de tarifa permitiendo que los clientes más exigentes en este ámbito puedan elegir un suministro de energía renovable certificada por la CNMC.

¿Cómo elegir la mejor tarifa?

El precio del kW en cada tarifa no es el criterio más importante a la hora de decidir qué tarifa contratar. El factor más relevante es elegir una tarifa adecuada a los hábitos y necesidades de consumo puesto que, en función de los mismos, una tarifa puede resultar ventajosa para un consumidor y desaconsejable para otro según su perfil de consumo. Para ello, antes de cambiar tarifa de luz, consulta gratis en Tarífalo el comparador tarifas gas y luz para calcular el consumo según las características de tu hogar o negocio.

Revisar las condiciones de cada tarifa resulta fundamental antes de cambiar tarifa de la luz, en especial, si la comercializadora asocia la obligación de contratar servicios de mantenimiento adicionales o compromisos de permanencia que impidan cambiar a tarifa de último recurso o a otra del mercado libre sin coste.

Como cambiar de tarifa

Como cambiar de tarifa eléctrica

Se trata de un trámite sencillo que se gestiona por la comercializadora, por lo que habrá que contactar con su servicio de atención al cliente a través de cualquier canal de comunicación, al igual que para cambiar tarifa de gas natural.

Cuanto cuesta cambiar de tarifa eléctrica

El cambio de tarifa es siempre gratuito, excepto en los casos que haya penalización por permanencia o cuando se contrata una tarifa con discriminación horaria que habrá que abonar un importe de 9,04 € por los derechos de enganche si no se dispone de una tarifa de acceso (2.0DHA o 2.1DHA).

Cambiar de potencia eléctrica

La potencia eléctrica determina el número de aparatos eléctricos que pueden usarse al mismo tiempo sin que afecte al suministro, ya que cuando se excede la potencia eléctrica se producirá una interrupción o corte de electricidad. Se trata, por ello, de un elemento muy importante en términos de seguridad y calidad del suministro que también va a repercutir en el coste de la factura ya que, a mayor potencia eléctrica contratada, más se pagará por el consumo de energía. El importe que se paga por la potencia de luz tiene un precio fijo dependiendo de los kW que se hayan contratado y está detallado en la factura del suministro.

¿Cómo elegir la potencia eléctrica?

Contratar la potencia eléctrica adecuada es muy importante para que el suministro eléctrico funcione correctamente y no tener que pagar de más porque al tener contratada una potencia superior a la necesaria el coste de las facturas se va a incrementar de forma injustificada, mientras que contratar una potencia inferior va a producir cortes de suministro por lo que habrá que subir a una potencia mayor y abonar el coste de dicho cambio.


La potencia eléctrica debe cubrir las necesidades de consumo en función de los aparatos eléctricos que puedan funcionar al mismo tiempo y de esa forma se puede determinar cuántos kW son necesarios. Si en la vivienda o local saltan con frecuencia los plomos es indicativo de que la potencia es inferior a la necesaria. Por el contrario, si los cortes de luz son infrecuentes es posible que haya algún margen para bajar la potencia, lo que va a permitir un ahorro inmediato de sesenta euros al año por cada tramo inferior.


Tras la nueva normativa es posible contratar una o dos potencias eléctricas. Al contratar dos potencias se puede mejorar el ahorro seleccionando la potencia inferior en la franja horaria diurna que es más cara (hora punta) y la potencia más alta durante el horario nocturno (hora valle). Para que el ahorro sea aún mayor, hay que elegir la tarifa más adecuada a las necesidades y hábitos de consumo. Encuentra la que mejor se adapta a tu hogar en nuestro comparador de tarifas luz y gas.

¿Cómo cambiar de potencia eléctrica?

La decisión de cambiar la potencia de luz debe tomarse con reflexión. Algunas comercializadoras ofrecen gratuitamente el cálculo de la potencia eléctrica ajustada a los kW que se vayan a necesitar realmente. La solicitud para cambiar la potencia se realiza con la compañía comercializadora que se tenga contratado el servicio y será la comercializadora la que gestione el proceso con la compañía distribuidora que se corresponda con la zona geográfica en la que se encuentre el punto de suministro. Los consumidores no pueden elegir la compañía distribuidora sino que tendrán una asignada en función de la provincia, conforme al siguiente mapa de distribución:

E-REDES: Asturias, excepto algunas zonas del oeste y del sur.

Viesgo Distribución: Sur y oeste de Asturias y Cantabria.

UFD: Ciudad Real, Cuenca, parte de Toledo, sur de Guadalajara y de Madrid, parte oeste de León, Segovia y Galicia.

i-DE: Las provincias restantes de Castilla y León y Castilla-La Mancha, Madrid norte, Comunidad Valenciana, Murcia, La Rioja, Navarra y País Vasco.

e-distribución: La provincia de Badajoz, Andalucía, Aragón, Cataluña, Islas Canarias e Islas Baleares.

¿Cuánto cuesta cambiar de potencia eléctrica?

Cambiar de potencia no es un trámite gratuito, implica un coste que va depender del tipo de cambio que se solicite, lo que tiene que hacerse en tramos de 0,1 kW.

Bajar la potencia eléctrica:

Tiene un coste de 9,04 € más impuestos en concepto de derechos de enganche y con independencia de cuánto se baje.


Subir la potencia eléctrica:

En este caso habrá que pagar los derechos de acceso y extensión, cuyo coste es de 45 € por cada kW que se aumente.

Con la entrada en vigor de la actual estructura de peajes eléctricos, se permite realizar dos cambios de potencia gratuitamente hasta el 31 de mayo de 2022 para adaptarse a la nueva normativa.

Reclamaciones en Consumo por servicios defectuosos de luz y gas

Los consumidores eléctricos tienen reconocidos un conjunto de derechos y mecanismos de protección en materia de consumo. Entre esos derechos, se encuentra el de la libertad de elegir y cambiar gratuitamente de compañía comercializadora y contrato pudiendo optar entre el mercado regulado con el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC) o cualquiera de las tarifas del mercado libre. Además, las compañías deben informar de forma transparente y accesible antes de suscribir el contrato de suministro y cumplir con el contenido mínimo legal que deben tener estos contratos. La obligación de información rige mientras que esté vigente la relación contractual por lo que el cliente debe tener siempre disponible la información de su consumo y facturación, correspondiendo también a los clientes elegir la forma de pago que mejor se ajuste a su preferencia. Los consumidores eléctricos tienen derecho a recibir la factura en formato físico de papel y a recibir atención telefónica gratuita de su compañía.


Además de estos derechos, los consumidores y usuarios cuando actúan en tal condición tienen a su disposición mecanismos para proteger sus derechos, entre ellos, los sistemas de mediación y otros servicios de reclamaciones de Consumo como las Oficinas de Información al Consumidor de las Corporaciones Locales y las Juntas Arbitrales de Consumo, de ámbito autonómico y municipal. La Comisión Europea también pone al servicio de consumidores y usuarios una plataforma para la revisión online de reclamaciones en materia de consumo, a la que se puede acceder a través de su enlace (http://ec.europa.eu/consumers/odr/).


La resolución extrajudicial de conflictos en materia de consumo por las Juntas Arbitrales es de carácter gratuito y simplifica la resolución de las reclamaciones en materia de consumo mediante soluciones que vinculan a las partes por lo que son un mecanismo eficaz para la protección de los derechos de los consumidores, especialmente cuando son vulnerables.


A la hora de presentar una reclamación por una controversia con la comercializadora o servicios deficientes y/o defectuosos en los suministros de luz y gas es necesario que la compañía esté adherida al sistema extrajudicial de resolución de conflictos de la Junta Arbitral. Además, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

1.- Objeto de la reclamación:

Las personas usuarias pueden presentar ante la Junta Arbitral de Consumo, directamente o a través de sus representantes legales, cualquier controversia relativa al contrato de suministro, facturas, abonos o atención indebida por parte de la comercializadora. Sin embargo, no se pueden presentar reclamaciones ante la Junta Arbitral de Consumo en los siguientes casos:

Calidad e interrupción del suministro eléctrico, daños eléctricos sufridos en apagones, lectura del contador e inspecciones, así como cualesquiera otros asuntos que dependan de la empresa distribuidora.

Casos de fraude en la red eléctrica por intervención electrónica o manual.

Recursos y medidas derivadas de normas relativas a pobreza energética.

Cuestiones en las que deba intervenir el Ministerio Fiscal o sobre las que haya recaído resolución judicial y siendo firme y definitiva.

2.- Acreditación de reclamación previa ante la compañía:

normalmente es preciso acreditar la presentación de la reclamación ante el Servicio de Atención al Cliente de la compañía sin haber recibido respuesta en el plazo de un mes o cuando la contestación haya sido negativa.

3.- Fase de mediación:

En primer lugar, la Junta Arbitral propondrá un intento de solución amistosa. Esta fase inicial se desarrolla entre las partes, sin la intervención del árbitro, y se rige por los principios de confidencialidad, independencia e imparcialidad. De alcanzarse una solución entre las partes, el acto finaliza mediante un laudo de conciliación que tiene igual validez que una resolución y pone fin al procedimiento.

4.- Procedimiento arbitral:

ante la falta de acuerdo, continua el procedimiento con la formulación de pretensiones por las partes y presentación de sus pruebas para la valoración del árbitro. Con carácter general, este proceso se desarrolla de forma telemática salvo que, excepcionalmente, cuando por razones de especial dificultad del asunto así lo justifiquen, se celebrará de forma presencial.

5.- Resolución final del conflicto:

la decisión que resuelve la controversia poniendo fin al arbitraje se adopta mediante laudo arbitral que será de carácter vinculante y obligado cumplimiento para las partes.